Un hombre que se parecía a Orestes

Álvaro Cunqueiro (Autor) Publicado el noviembre de 2011 Bolsillo (Bolsillo) en español
    • Un hombre que se parecía a Orestes_0
    Un hombre que se parecía a Orestes

    Vende el tuyo Un hombre que se parecía a Orestes en pocos clicks
    en Fnac.es

    1. Puesto a la venta
    2. compran tu producto
    3. envías tu producto
    4. recibes el pago
    ¿Vendedor profesional? Crea tu tienda
    • Resumen
    • Detalles
    • Garantías
    • Accesorios incluidos
    • Precio Fnac  7,55
    • 3 nuevos desde 7,55  
    • 7,95 7,55

      Sólo queda(n) 2 en stock

      Envío desde 1,99

      En tienda

      Recogida gratuita

      Ver disponibilidad en tienda

      Ver todas las opciones y plazos de entrega
      Ofertas especiales en este producto
      EN TODOS LOS LIBROS
    • Satisfecho
      o reembolso
    • Servicio Fnac
      a tu disposición
    • Devolución
      gratuita en tienda
    • Pago en el
      momento del envío

    2 Ofertas especiales Un hombre que se parecía a Orestes

    • -5%
    • EN TODOS LOS LIBROS

    -5% EN TODOS LOS LIBROS

    Máximo descuento permitido por ley. Oferta válida sólo para libros vendidos por Fnac.

    -5% EN TODOS LOS LIBROS

    Máximo descuento permitido por ley. Oferta válida sólo para libros vendidos por Fnac.

    Publicidad

    SINOPSIS Un hombre que se parecía a Orestes

    .

    RESUMEN Un hombre que se parecía a Orestes

    Un hombre que se parecía a Orestes (Premio Nadal 1968) recrea de una forma totalmente libre el mito clásico del hombre destinado a vengar la muerte de su padre. La acción se paraliza después del asesinato de Agamenón, sin que la esperada venganza llegue a cumplirse. Orestes sabe que debe perpetrarla; pero el tiempo pasa y no ocurre nada. Y así resulta que los personajes del mito ya no funcionan en claves de fatalidad y trascendencia sino en los regocijos y amarguras de la vida cotidiana. Orestes ya no es el joven atleta admirado por Electra, sino un hombre ya adulto que viaja de incógnito. Y en todas las aldeas una muchacha le sonríe y le hace pensar más en la vida que en la muerte... La acción transcurre en una época indefinible en la que lo más antiguo coexiste con lo más reciente en una proximidad que sólo el sueño hace verosímil. Un hombre con dos cabezas, un caballo de madera que fecunda la yegua del abad, un patético Egisto que, obsesionado por la llegada del vengador, se finge caballero andante en busca de aventuras sin lograr por ello superar sus temores...Todo esto lo presenta Cunqueiro sin prisa, con un cierto regodeo en la frase, con frecuentes toques de humor y abundantes digresiones, dejando siempre suelta su inagotable y gozosa fantasía

    DetallesUn hombre que se parecía a Orestes

    OTRAS OBRAS Autor de Álvaro Cunqueiro

    Ver más