La trabajadora

Elvira Navarro (Autor) Publicado el enero de 2014 Normal (Libro) en español
    • La trabajadora_0
    La trabajadora

    Vende el tuyo La trabajadora en pocos clicks
    en Fnac.es

    1. Puesto a la venta
    2. compran tu producto
    3. envías tu producto
    4. recibes el pago
    ¿Vendedor profesional? Crea tu tienda
    • Resumen
    • Detalles
    • Garantías
    • Accesorios incluidos
    • Fecha de lanzamiento enero 2014
      Editor Mondadori
      Colección Literatura mondadori

      Ver todas las características

    • Elvira Méndez trabaja como correctora para un gran grupo editorial. Sus escasos ingresos la obligaron a mudarse a un piso al sur de Madrid, y para poder pagar el alquiler aceptó como inquilina, por recomendación de su amigo Germán, a su antigua colega Susana, una estrambótica e inmensa rubia con algunos problemas mentales que acaba de regresar de una temporada en Utrech. Susana es una artista que hace collages con trozos de mapas, pero que trabaja como teleoperadora. Elvira siempre está intentando sonsacar información sobre... Ver más

    • Precio Fnac  16,05
    • 5 nuevos desde 16,05  
    • Todas las ofertas
      • 16,06 Gastos de transporte +3,75
        En stock
        Nuevo
        Profesional
        Agapea Libros
        (22376)
      • 16,06 Gastos de transporte +3,80
        En stock
        Nuevo
        Profesional
        Nobel Book
        (5177)
      • 16,05 Gastos de transporte +3,99
        En stock
        Nuevo
        Profesional
        IMOSVER
        (34014)
      • 16,90 Gastos de transporte +3,99
        En stock
        Nuevo
        Profesional
        POPULAR LIBROS
        (1922)
      • 16,90 Gastos de transporte +3,99
        En stock
        Nuevo
        Profesional
        Picasso Almería
        (1594)
    • Satisfecho
      o reembolso
    • Servicio Fnac
      a tu disposición
    • Devolución
      gratuita en tienda
    • Pago en el
      momento del envío

    SINOPSIS La trabajadora

    Elvira Méndez trabaja como correctora para un gran grupo editorial. Sus escasos ingresos la obligaron a mudarse a un piso al sur de Madrid, y para poder pagar el alquiler aceptó como inquilina, por recomendación de su amigo Germán, a su antigua colega Susana, una estrambótica e inmensa rubia con algunos problemas mentales que acaba de regresar de una temporada en Utrech. Susana es una artista que hace collages con trozos de mapas, pero que trabaja como teleoperadora. Elvira siempre está intentando sonsacar información sobre sus labores a Susana, aunque sea sólo para conseguir un trabajo similar con el que lograr llegar a fin de mes, pero nunca lo consigue. Años después, Elvira intenta poner punto y final a una novela que cuenta todo lo que vivió en el pasado. Sentada frente a su psiquiatra, le expone que necesita que la terapia le sirva de coda a su obra; y que su superación del miedo y su paranoia serán narradas como un capítulo final a partir de sus conversaciones. Pero la cuestión es, ¿y si no consigue superarlos? Entonces el libro, y la vida, tendrán que quedarse como están.
    "La amenaza late, y sin que el lector se dé cuenta explícitamente, sin grandes ruidos ni ceremonias, como los comensales de El ángel exterminador de Buñuel, Elisa se ve atrapada por un cerco psicológico del que no puede salir. La precariedad laboral en la que vive sumida y el miedo al abismo, cobran en cierto modo cuerpo a través del rechazo hacia la compañera de piso, de manera que cuerda y loca intercambian los papeles y el lector acaba sintiendo rechazo por la narradora y simpatía por la que en principio se nos presentó como la desequilibrada. Al final, uno no sabe quién está más loca, y por momentos los desvelos de Elisa –narrados con una distancia sobria, elegante- nos hacen recordar a la Carol Ledoux de Repulsión, la desquiciante película de Polanski. También a la protagonista de Al salir del infierno, la novela de Franklin Bardin, de manera que a la vez sentimos comprensión por el desequilibrio, ya que la realidad se convierte en un lugar desasosegante y plagado de amenazas latentes (a este respecto hay símbolos especialmente sugerentes, como la camioneta de los gitanos que rebuscan en las basuras y con la que Elisa se encuentra en repetidas ocasiones)." Estado Crítico

    RESUMEN La trabajadora

    La literatura es una clase de terapia. O la terapia es un tipo de literatura.

    A través de estos dos conceptos, Elisa, la protagonista de esta historia, tratará de superar sus miedos, que no son otros que los de la cruel y extraña vida moderna.

    Esta novela, que confirma a Elvira Navarro como una de las voces más singulares de su generación, es quizá una de las pocas de la literatura española reciente que indaga en la patología mental sin desligarla del contexto social en el que se produce.

    Elisa corrige libros para un gran grupo editorial que retrasa los pagos durante meses. La precariedad económica la obliga a compartir piso con una extraña mujer sin pasado. Un asfixiante silencio sobre lo que concierne al trabajo y a la vida de esta insólita inquilina lleva a Elisa a obsesionarse por saber quién es. Sus preguntas obtienen por toda respuesta una serie de ficciones con las que su compañera de piso sabotea cualquier posibilidad de que alguien la conozca, o al menos eso es lo que cree Elisa, que no concibe que la locura sea un lugar desde el que construirse voluntariamente.

    En estas páginas la enfermedad acaba por aparecer como signo de normalidad. Tras su lectura surge la inevitable cuestión de si en un escenario como el actual, donde los proyectos comunes parecen haberse desvanecido, es posible vivir fuera de lo patológico y contar algo que no sea patología.

    Críticas:
    «La escritura de Elvira Navarro recuerda a un jarrón delicado que -al mínimo roce- se quiebra y divide, o se derrama en mínimos fragmentos que nos empeñamos en recoger y que nos cortan. Fría en apariencia -obra de ingeniería: forma sencilla, fondo complejo-, la prosa de Navarro se desapega de sus personajes, y a nosotros nos daña.»
    Elena Medel, Calle 20

    «Una autora admirable en muchos sentidos.»
    Nadal Suau, El Cultural

    «Repiensa el realismo para subvertirlo, para expandir sus posibilidades expresivas, para llevarlas a un extremo.»
    Damián Tabarovsky, Diario Perfil

    «La observación, la empatía y la intuición son las armas que la joven escritora utiliza para hablar de lo que se esconde detrás de las apariencias, de lo establecido.»
    Emma Rodríguez, El Mundo

    DetallesLa trabajadora

    Características digitales

    ¿Qué formato elijo para mi libro electrónico?

    OTRAS OBRAS Autor de Elvira Navarro