La consola más potente del mundo.

Con un 40 % más de potencia que cualquier otra consola, disfruta de la auténtica experiencia de inmersión de juego en 4K.
Los juegos se reproducen mejor en Xbox One X.

PROCESAMIENTO MÁS RÁPIDO

Experiencia de juego más fluida

La CPU AMD personalizada de 8 núcleos y 2,3 GHz ofrece una inteligencia artificial mejorada, detalles de gran realismo e interacciones más fluidas durante tus partidas.

MÁS MEMORIA

Mundos más amplios

La memoria gráfica GDDR5 de 12 GB aporta velocidad y potencia al rendimiento de juego para permitir mundos más amplios, horizontes más lejanos y tiempos de carga más rápidos.

6 MUNDOS ENVOLVENTES

Detalles realistas

La GPU de 6 teraflops permite que los personajes y los entornos 4K sean más realistas que nunca, con un mayor nivel de detalle y animaciones más fluidas.

Juegos exclusivos 4K

Solo podrás disfrutar de la experiencia definitiva de los juegos en 4K como Forza Motorsport 7, Crackdown 3, State of Decay 2, Sea of Thieves y Super Lucky’s Tale en Xbox One X.

Más delgada, pero mucho más equipada

El aumento de potencia del 40 % no implica un aumento de tamaño. De hecho, Xbox One X es nuestra consola más pequeña hasta la fecha.

Motor Scorpio

Con 6 teraflops, 326 GB/s de ancho de banda de memoria y silicio avanzado personalizado, el motor Scorpio es el procesador de juego más potente del mundo en una consola.

Máxima refrigeración, mínimo ruido

Toda esa potencia no implica más calor y ruido. Xbox One X utiliza un avanzado sistema de refrigeración líquida y un ventilador centrífugo al estilo de un turbocompresor para garantizar que no se sobrecaliente.

Ajuste personalizado

Para maximizar el rendimiento y minimizar el consumo de energía, Xbox One X utiliza el método Hovis, un innovador sistema de suministro de potencia digital que optimiza de forma personalizada el voltaje de cada consola.

Diseñada para todos los ángulos

La mires por donde la mires, Xbox One X es elegante e inconfundible.

Compatible con todos los juegos y accesorios de Xbox One

Los accesorios de Xbox One que ya tienes (o que quieres tener) funcionan con Xbox One X. Sin problemas. Solo juega.

Atención Ha ocurrido un error, por favor inténtalo de nuevo más tarde.