Eva Green

De Bertolucci se dice que es quién definió a Eva Green con la frase "tan bella que es indecente", fuese o no el director francés el autor de la cita desde luego es muy definitoria del físico de la actriz, un aspecto que queda eclipsado cuando se...
Leer Biografía
Eva Green

De Bertolucci se dice que es quién definió a Eva Green con la frase "tan bella que es indecente", fuese o no el director francés el autor de la cita desde luego es muy definitoria del físico de la actriz, un aspecto que queda eclipsado cuando se disfruta de su capacidad interpretativa en películas como Cracks, Perfect Sense ó Pájaro blanco de la tormenta de nieve... aunque a nadie se nos escapa que su salto a la fama mundial fue al darle réplica al agente secreto británico 007 en Casino Royale, en su papel de Vesper Lynd (se llevó el BAFTA a Estrella emergente).



Antes de lograr el papel en la saga Bond había llamado la atención de la crítica, primero en el Viejo Continente con su Isabelle en The Dreamers, siendo nominada como Mejor actriz en los Premios del Cine Europeo, y después al otro lado del Atlántico junto con Orlando Bloom en la muy entretenida El reino de los cielos (recomendable y con un plus en su versión extendida). Una vez metida de pleno en la industria de Hollywood enfiló hacia una producción que por diferentes motivos no acabó de cuajar, la adaptación cinematográfica del libro La brujula dorada, que en principio reunía todos los ingredientes para triunfar en pantalla (buen reparto, serie de libros exitosa, un presupuesto holgado...) sin embargo se enfrentó en el mercado estadounidense al boicot de la organización Catholic League, a la vez que el film tenía notables diferencias con el libro original que enfriaron los ánimos de los seguidores. Tras esto Eva se metió en unas producciones mucho más modestas pero de conceptos interesantes como es Franklyn, Cracks (haciendo un trío increible con Juno Temple y María Valverde) y Perfect Sense (una bonita fábula sobre el amor); además aprovechó para encarnar a una arrebatadora Morgana en la miniserie sobre el ciclo artúrico Camelot.



Su recuperación para las grandes producciones fue de la mano de Tim Burton en Sombras tenebrosas, con su papel de la bruja Angelique. Después llegaría el desenfrenado 2014, año en el que daría con el papel que la ha llevado a ser idolatrada por los seriofilos, todo gracias a su Vanessa Ives en Penny Dreadful (papel que la ha granjeado un buen número de premios); además sería la, tan sensual como mortífera, general Artemisia (al servicio de los persas en la secuela 300: El origen de un imperio), se metería en esa producción semi independiente que es Pájaro blanco de la tormenta, haría de femme fatale en Sin City: A Dame to Kill For y se comería la pantalla sin necesidad de decir una sola palabra en un western que hace las delicias de cualquier aficionado al género: The Salvation.



Más recientemente la hemos vuelto a ver bajo la dirección de Tim Burton en la producción El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares, como protectora de curiosos infantes, a los que no quita los ojos de encima, frente a un hambriento cónclave de monstruos liderados por Samuel L. Jackson. Y aquí seguimos, en espera de los siguientes trabajos de la actriz con una de las sonrisas más encantadoramente pertubadoras del panorama actual, deleitándonos por anticipado de esa mezcla que será Eva Green y Roman Polanski.

 

Miguel Herreros