James Franco

La sonrisa de James Franco es una de las más cotizadas en Hollywood, este actor y bromista permanente (que mantiene una muy buena amistad con Seth Rogen) ahora está entre los actores más valorados en la industria del cine, aunque tuvo unos inicios...
Leer Biografía
James Franco

La sonrisa de James Franco es una de las más cotizadas en Hollywood, este actor y bromista permanente (que mantiene una muy buena amistad con Seth Rogen) ahora está entre los actores más valorados en la industria del cine, aunque tuvo unos inicios no muy llamativos vinculados a la comedia ligera adolescente (Nunca me han besado, La chica de mis sueños). Logró hacerse con el papel de James Dean para la película de mismo título,James Dean, y fue en ese proyecto donde la crítica se puso a sus pies -logrando el Globo de Oro y diversas nominaciones-, revalidó esa opinión con su papel en Condenado, un drama con tintes policiales.

Después de eso pudo acceder a la saga que, junto a X-men, dió lugar al resurgir del cine de superhéroes en el cine: Spiderman. El gran éxito que tuvo -con un par de secuelas, cada vez más taquilleras- le permitió involucrarse en otro tipo de proyectos, como la llamativa Tristan + isolda, o la más que visible The Dead Girl, aunque también tuvo sus fracasos como con Flyboys.

Sin miedo a meterse de lleno en películas que tocaban temas muy escabrosos para la sociedad norteamericana se hizo un hueco En el valle de Elah (donde estuvo al lado de un Tommy Lee Jones en gracia, que logró nominación al Oscar, y unas no menos estupendas Charlize Theron y Susan Sarandon) que trata sobre la violencia y alienación que traen consigo los soldados tras volver del frente. O la durísima y excelente An American Crime, aquí al lado de una espléndida Ellen Page que desprende un aura de vulnerabilidad apabullante, plasmación de un hecho real que puso en manifiesto el lado más oscuro de la sociedad americana en los 60. También actuó en Mi nombre es Harvey Milk, que repasa la vida del activista pro derechos homosexuales Harvey Milk; con este film volvió a encandilar a la crítica especializada, la misma que aplaudió su interpretación en 127 horas y quedó divida con el retrato de la generación Beat en Howl.




Pero como hemos dicho Franco es conocido por su humor, que ha sabido explotar en comedias como Superfumados (con su amigo Seth) y Caballeros, princesas y otras bestias. En 2011 fue elegido para relanzar una saga clásica de la ciencia ficción cinematográfica, El planeta de los simios, con el film El origen del planeta de los simios; un sólido guión y su actuación al lado dea de Andy Serkis, fue un revulsivo que el público recibió con los brazos abiertos. Ha probado también en el género de acción con Homefront, el drama en Palo Alto, el thriller con Good People o incluso el tono romántico con Come reza ama. Pero es la comedia la que ha predominado en su filmografía más reciente: Noche loca, Spring Breakers (comedia, algo de drama y un poco de estilo policial mezclado con un plantel de jóvenes actrices), juerga hasta el fin (pura locura por donde pasan un buen puñado de actores, actrices y cantantes, a destacar Emma Watson y Seth Rogen) y por supuesto The Interview, la película que le valió un hackeo a Sony, comedia que tiene a Corea del Norte y el intento de asesinato de su líder por parte de dos periodistas -James Franco y Seth Rogen- como eje argumental. En cuanto al género fantástico, fué el encargado de ser el protagonista en la precuela Oz, un mundo de fantasía, que fue todo un éxito a nivel mundial, en la que volvió a coincidir con Sam Raimi en la dirección. También ha vuelto al género histórico (con gotas dramáticas y de aventuras) con La reina del desierto, al lado de Nicole Kidman y Robert Pattinson.

Y aquí estamos, en espera de su siguiente gran actuación / locura, porque con el Sr. James Franco todo es posible.

Miguel Herreros