• Tienda
  • Cultura Fnac
Recomendaciones | Tecnología

El iPad con C

Culturafnac
Por Culturafnac
El 31/12/2018
983
El iPad con C

Apple renueva su gama de iPad Pro, actualizando el hardware, diseño y accesorios, para despejar las dudas de quienes piensan que el equipo de los californianos es tan sólo una tableta y nada más.

Apple siempre ha defendido sus iPad Pro como las tabletas más potentes del mercado, destinadas a un uso más profesional que el resto de su catálogo, fundamentándolo con procesadores de alto rendimiento y pantallas de gran pulgada. Sin embargo, para una parte de los usuarios de dispositivos portátiles, resulta complicado prescindir de un portátil para tareas destinadas a un trabajo y sustituirlos por una tableta. Los nuevos Ipad Pro han llegado con un objetivo definido: convencer a ese segmento de la comodidad de uso de sus nuevos lanzamientos, y lo cierto es que no le faltan razones para argumentar su discurso.

 

Ipad Pro

Los nuevos Pro son fácilmente identificables, y sin analizar aún sus entrañas, no cabe duda de la renovación del producto. Su diseño se ha actualizado, no sólo en el tamaño de sus pantallas, en este caso de 11 pulgadas o 12,9 sino también en su ratio, con unos bordes muy inferiores a los de sus antecesores y una pantalla inmersiva con un excelente contraste. No alcanza el de los paneles Oled, y es que Apple no ha querido invertir en la tecnología orgánica para las pantallas de sus nuevos Pro. Encontramos en ambos tamaños un panel IPS Retina, con una excelente resolución, como siempre, pero sin alcanzar los niveles de negro de los iPhone X y Xs. 

Encontramos otra novedad reseñable en su diseño: la ausencia del clásico botón Home, que ha acompañado a los Ipads durante tanto tiempo. En los nuevos Pro, Apple ha decidido eliminarlo para reducir los bordes y conseguir un aspecto más similar al de sus smartphones. De hecho, los iPads Pro de tercera generación reconocerán nuestro rostro gracias al Face ID, que nos permitirá desbloquear el dispositivo en pocos segundos y, a diferencia de los teléfonos, tanto en formato vertical como en formato horizontal. 

La reducción en peso es notable para un tablet de esta categoría. Se aprecia inmediatamente al cogerlo, incluso en el de mayor tamaño, a pesar de mantener la misma diagonal de pantalla. Es de agradecer teniendo en cuenta la portabilidad que se supone debe tener una tableta, excepto cuando decidimos usar la nueva funda con teclado que incrementa ligeramente el peso y el volumen del Ipad si optamos por adquirirla.

La otra novedad es la nueva conexión de los Ipad Pro. Por primera vez en sus dispositivos portátiles (sin tener en cuenta los Mac), los de Cupertino han decidido (por fin, me atrevería a decir) sustituir los Lightning por USB-C. Esto supone una autentica innovación para Apple y una renovación fundamental en su gama que augura el mismo futuro para el IPhone. La universalidad del USB-C permite usar el mismo cable para un MacBook que para un Ipad, cualquier adaptador compatible para clonar la pantalla, transferir datos de una tarjeta de memoria, usar adaptadores para conexiones ethernet…Todo, o casi todo lo necesario. Una pena que el nuevo conector no nos permita conectar un pendrive o un disco duro para traspasar archivos al almacenamiento interno y viceversa, más aun teniendo en cuenta el carácter profesional de este tipo de dispositivos. No obstante, y dada la trayectoria de la marca, hay que reconocerle el esfuerzo y la facilidad de uso que aporta una conexión universal, así como las molestias que evita al no tener que llevar cargadores y adaptadores de todo tipo.

La renovación de la gama no es sólo estética. La realidad es que el interior del nuevo iPad Pro es bastante impresionante, con un procesador Bionic A12 que ha obtenido unas asombrosas puntuaciones en los benchmarks, demostrando la potencia de la que hacen gala y desbancando por una diferencia considerable a portátiles de potencia reconocida y a tablets de la competencia. De hecho, su puntuación supera con creces en el resto de categorías analizadas, siendo especialmente llamativa la autonomía de su batería, que alcanza más de 13 horas de funcionamiento continuo en navegación. En el resto de indicadores sigue siendo un vencedor absoluto, incluso frente a sus hermanos los Macbook Pro, cuyas configuraciones con procesadores i7 siguen siendo más lentas a la hora de exportar un vídeo en 4K o convertir fotografías Raw en Jpeg que la tableta de Apple.

Ipad Pro pencil

 

Parece no existir duda de que los de Cupertino han querido dejar claras sus intenciones con los nuevos iPad Pro, pero si aún quedaban dudas, el nuevo Apple Pencil disipa cualquier atisbo de desconfianza. Me parece una magnífica idea la posibilidad de poder acoplar el stylus al propio Ipad, que se pega en los marcos gracias a su sistema de imanes, evitando así el riesgo de pérdida del Pencil anterior. Además, en el momento en que lo acoplemos, se cargará inalámbricamente. La mejora del Pencil de segunda generación lo convierte en un accesorio prácticamente imprescindible, mucho más en mi opinión que el Smart Keyboard (en el que sería muy necesario un touchpad), pero no viene incluido como ya ocurría en las ediciones anteriores, por lo que habrá que invertir algo más para completar la experiencia. 

El Apple Pencil mejora el diseño y su ergonomía, con un lado plano táctil que facilita su estabilidad y que permite mediante dos pulsaciones alternar entre herramientas de programas de diseño. Muy útil cuando, por ejemplo, cambiamos entre un pincel y la goma de borrar. Desgraciadamente no es compatible con los Pro anteriores, pero tampoco la Smart Keyboard, por lo que, si queremos actualizarnos a los nuevos Ipads, tendremos que adquirir el pack completo.

Los nuevos Ipads Pro son la prueba que Apple necesita para demostrar que es posible sustituir en gran parte un MacBook por una tableta. No los comparo con sistemas operativos Windows, por la enorme frontera que los separa, pero hay que reconocer que tienen todo lo necesario para atraer a un público profesional: una pantalla de excelente resolución, un procesador más potente que la mayoría de ordenadores portátiles y un stylus preciso y cómodo. Su nuevo puerto USB-C servirá, sin lugar a dudas, para atraer a usuarios novatos en la marca y, si los rumores son ciertos, el lanzamiento de una versión completa de Photoshop para iPad Pro en 2019 será una razón de peso para decidirse finalmente por la tableta más potente del mercado.

 

Texto: Rafael Lázaro (Fnac Sevilla).

Tu valoración : Je détesteJe n'aime pasCa vaJ'aimeJ'adore